viernes, 9 de agosto de 2019

Casas de apuestas: Presentado escrito de denuncia ante la Fiscalía General del Estado

Estimada Señora Fiscal General del Estado,
me pongo en contacto con Ud. para informarle que en los próximos días se abrirá una casa de juegos en la calle Francos Rodríguez, 30, de Madrid, enfrente del Colegio S. Juan Bautista, que está en el número 5 de la misma calle (no se fie de los números, el colegio tiene una tapia muy larga).
Al mismo tiempo la calle Francos Rodríguez es de paso obligado para ir a otros colegios (el María Auxiliadora, que está en la calle Villaamil, o el Virgen de la Paloma. En las cercanías hay otros dos, el Jaime Vera y otro en la calle Numancia). Por los alrededores circulan con habitualidad unos 4.000 colegiales.
Esto no es casualidad, los empresarios de las casas de juegos no son ingenuos, pueden pretender iniciar a los jovenes en las actividades de su negocio.
Como Ud. sabrá mejor que yo las casas de juego concitan en muchas ocasiones actividades y personas  muy "provechosas" para los jovenes: prostitución, tráfico de drogas, blanqueo de dinero, conflictos que afectan a la seguridad y a la convivencia ciudadana. Por no hablar del aumento de la incidencia de la ludopatía que se ha producido en Madrid.
De acuerdo con lo anterior, le ruego que en su calidad de Fiscal General del Estado dé las instrucciones oportunas para que se inicien las diligencias que estime pertinentes para averiguar si en las licencias concedidas por la Comunidad de Madrid y, eventualmente por el Ayuntamiento de Madrid, han cumplido los trámites exigidos por la ley, se han tenido en cuenta la normas de protección a la infancia y juventud y si se ha vulnerado o no el Código Penal en lo referido a los delitos que protegen la salud pública y la de cada ciudadano ya que las casas de juego, sobre todo las situadas en las cercanías de colegios, pueden representar un peligro por aumentar la incidencia de la ludopatía, enfermedad muy grave y más difícil de curar que las toxicomanías. Quizás la Fiscalía pueda pensar en los delitos contra la salud con parámetros que no sean los del siglo XIX.
Muchas gracias por su comprensión.
NOTA: Se ha dirigido escrito similar a la Fiscalía Anticorrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario