sábado, 13 de julio de 2019

Almeida impulsa las cámaras de seguridad en Tetuán empantanadas por Carmena


Almeida impulsa las cámaras de seguridad en Tetuán empantanadas por Carmena

  • PP y Cs aprueban de urgencia una inversión de un millón de euros para instalar los 19 dispositivos en el barrio de Bellas Vistas y atender las reclamaciones vecinales.


LUIS F. DURÁN
10 JULIO 2019

Una cámara de videovigilancia instalada en la fachada de un edificio municipal del Ayuntamiento de Madrid. OLMO CALVO

El nuevo equipo de Gobierno municipal del PP y Ciudadanos se ha encontrado a su llegada a la Alcaldía con que el proyecto de las cámaras de seguridad en el distrito de Tetuán estaba empantanado. Pese a los anuncios hechos por el ejecutivo de Manuela Carmena, no se había asignado presupuesto para la instalación de las cámaras aprobadas por el Consistorio en 2017 para tratar de reducir la inseguridad en la zona de Bellas Vistas. Un lugar donde se habían producido diferentes incidentes como disparos, peleas y venta de droga, que algunos vecinos habían grabado desde sus domicilios.
Por eso, una de las primeras iniciativas de la nueva concejala de Seguridad, Inmaculada Sanz, ha sido dotar de un presupuesto de un millón de euros al plan e intentar impulsarlo cuanto antes. La idea es que están colocadas en no más de 10 meses.
El pasado viernes, Sanz mandó a Intervención el proyecto como Inversión Financieramente Sostenible (IFS), un partida que sale del superávit municipal y que se debe gastar durante el año en curso. La intención de la edil es que para principios de 2020 puedan estar instaladas las 19 cámaras de seguridad en el perímetro del barrio delimitado por las calles de Almansa, Topete, Goiri, Castilla, Navarra, Carolina y Tenerife.
Fue en marzo de 2017 cuando la Junta de Tetuán aprobó la cámaras de videovigilancia tras una propuesta del PP y Ciudadanos. La delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, las autorizó en noviembre de 2017.

POLÍTICA DE SEGURIDAD

En enero de 2018, la alcaldesa de Madrid dijo que se iba a impulsar el proyecto para permitir que la Policía Municipal tuviese más instrumentos para poder llevar a cabo la política de seguridad. El compromiso del Ayuntamiento, dirigido por Ahora Madrid, era que las cámaras estuviesen instaladas a finales de 2018.
Con todo, la iniciativa desató una tormenta política dentro de las propias filas de Ahora Madrid. Montserrat Galcerán, miembro de Ganemos, el grupo más radical de Ahora Madrid, desautorizó el proyecto. Tuvo que ser la propia Rita Maestre, portavoz del Gobierno de Carmena, la que corrigiese a Galcerán y dijese en marzo de 2018 que las cámaras se iban a instalar y contaban con la correspondiente asignación presupuestaria.
Sin embargo, el proyecto no salió del cajón. Varios responsables de Ahora Madrid fueron arguyendo que había problemas técnicos para la instalación de las cámaras. Desde el PP se criticó esa decisión en contraste con las prisas que el Gobierno de Ahora Madrid tuvo para colocar las 115 cámaras que iban a vigilar las cámaras de Madrid Central desde marzo de 2019. Pero pasó el tiempo y Ahora Madrid no usó ninguna fórmula económica para dotar de presupuesto al proyecto pese a lo prometido y la esperanzas dadas a la Policía y a los vecinos.

DOS AÑOS EN EL CAJÓN

No fue hasta el pasado 19 de marzo, dos años después de su aprobación y con las elecciones municipales muy próximas, cuando se ratificó en el Pleno municipal la instalación de las cámaras como la inversión contable denominada IFS. Lo que ha descubierto el ejecutivo de José Luis Martínez-Almeida es que esa IFS no fue enviada a Intervención lo que ha sido interpretado por el actual equipo de Gobierno como un bloqueo intencionado del proyecto.
El equipo de Almeida ha reaccionado y el pasado viernes llevó a Intervención del Ayuntamiento el gasto de un millón de euros. Para Inmaculada Sanz, portavoz de Gobierno y delegada de Seguridad y Emergencias, el ejecutivo de Ahora Madrid ha tenido engañados a los residentes: «Ahora sabemos la verdad, comprobamos lo que durante los últimos años intuíamos: que el anterior equipo de Gobierno nunca tuvo intención real de instalar las cámaras en Bellas Vistas». Según Sanz, desde Ahora Madrid no se dijo «la verdad a los vecinos. No decían la verdad en las comisiones del ramo y no decían la verdad a la oposición, que en un pleno de marzo de 2017 ya aprobó poner esas cámaras».
«Desde luego, que nadie dude de que la intención real de este nuevo equipo de Gobierno no solo es instalar las cámaras, sino hacerlo cuanto antes. Por eso, pese a que nos hemos encontrado empantanado este asunto, ya llevamos una semana trabajando en desbloquearlo y agilizarlo», añadió Sanz.
Tras acelerar este proyecto de instalación de cámaras de videovigilancia en Tetuán, ahora el PP y Ciudadanos también quieren que, cuanto antes, se apruebe la partida de otro millón de euros más para la instalación de las 25 cámaras en el distrito de Puente de Vallecas.

Éste periódico ha intentado sin éxito conocer la versión de Más Madrid del caso durante el día de ayer.
FUENTE: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario